Siempre huyen.

Y con el pasar del tiempo te cansas de conocer al mismo hombre en diferentes cuerpos, sin siquiera buscarlo. Y ahí están ellos, queriendo volver a confundirte, diciendo que siempre hay una primera vez, que ahora sera diferente, que hay existe forma alguna de poder comparalos, que no seas pesimista, te puede y que funcionara, que si no lo intentas nunca sabrás…

Hablar mucho daña cualquier intento de poder esperar que algo sea real, siempre tienen tanto que decir y no aceptan que tienen mucho que aprender, si, de una mujer, ellos creen que lo saben todo, y muchas veces les hacemos creer que saben lo que dicen, muchas lo hacen por tener a alguien a quien darle amor, y engañarse con que sera diferente hasta que se da cuenta que es un deja vu.

El problema es que las mujeres somos diferentes a los hombres, creemos que ellos son fieles, y quizás unos pocos, escasos lo sean, pero esos terminan enamorando se siempre de una chica dañada por uno que estaba dañado. Nosotras miramos hacia adelante, a que con el paso del tiempo, la relación estará en otro nivel mas serio y comprometido, ellos solo piensan en sexo y diversión sin compromisos, ellos no piensan en quedarse mas allá, si las cosas se ponen serias huyen como niños asustados, a donde no se les exija nada, donde no se sientan involucrados.

Para mi no fue creado el amor.

Tú, que con tus palabras vacías pretendes rescatar mi alma desde los confines del infierno donde hace tiempo hábito por culpa de otro que también con palabras me trajo a donde estoy. Soy una chica olvidada en el tiempo y la distancia, como si hubiese desaparecido en la infancia. Sus palabras como las tuyas, eran dulces, todo lo que cualquier mujer desea escuchar, yo era inocente e inconsiente de todo el mal que en él había.  Ahora de mi no queda nada que sea bueno, mi corazón se volvió de piedra, mi sangre es fría, soy indiferente como toda psicópata, odio al amor, por lo bonito que parece y lo feo que resulta realmente ser. No tengo nada bonito que decir sobre el amor. Para mi no fue creado el amor.

Psicosis.

El me persigue, me acosa, me mira, lo presiento…
El esta aquí, no se como explicar lo bien, pues ya no existe, o eso creo, pero lo siento casi como era antes.
Anoche sentí su respiración en mi cuello, jadeando, su corazón palpitar tan fuerte como me tenia en frente. pude sentir sus manos en mi cuerpo. Una parte de mi esta segura de que fue tan solo un sueño, que era solo lo mucho que lo extraño, pero no comprendo el porque mi cuerpo se siente como después del sexo, y me siento excitada deseando ser tocada de nuevo.
Su hermana vino una noche hace días, y me dijo que creyó haber escuchado la voz de el llamarme, otro día me dijo que vino una sombra correr rápidamente por mi cuarto, que se le parecía a la figura de el.
Eso no me molesta, se que ella lo extraña, pero de ahí a que yo lo sienta cerca de mi, en la cama, o creer que escucho que me llama, el porque la cama mojada, el porque el sentirme excitada, distraída por ello, no me concentro en el trabajo exactamente como cuando me azotaba de buena gana dejando me loca.
No tengo miedo, soy de mente abierta, y si es el le dejare hacer lo que quiera, sino de lo contrario estoy sencillamente loca, sufriendo de psicosis, esas ganas de no salir, de quedarme dormida solo para soñar con el y sentir que me toca.
Anoche lo sentí acercarse, lo deje hacerme lo que fuera que quiera hacer, no huí, no tenia razón para ello, solo cerré los ojos y me deje llevar, pude oler su aroma, su furor, fue como si dejara algo incompleto por hacer, sentí su ansiedad, su inquietud por hacerme gritar. Todo se sentía tan real, grite, y desperté al siguiente día, renovada, de buen humor y sola.

Te tengo a mi modo.

Yo realmente no quiero hacer esto formar, no sabria como manejar la realidad, prefiero tenerte como un recuerdo de esos que me hacen suspiras, y apretar las piernas, interrumpiendo la lluvia. Al percibir tu perfume, siento que me tocas hasta quitarme el cansancio de dias estresantes. Tu sabes bien como estoy dispuesta siempre a relajarme. Te tengo, a mi modo, pero te tengo, porque sabes sacudirme bien el polvo, provocando que te piense a diario, que no importe la distancia, te siento en mi.   

Parecidos.

Él conoció una chica rara, con algo de santa, con mucho de diabla, ella conoció a ese chico que también era raro, con algo de diablo y mucho santo. Y compartieron algo de ambos mundos y les gustó el sabor agridulce que tenía dicha unión.

Él ama pasar ratos largos con ella, dejándose hacer las maldades que su cuerpo puede soportar, a ella le fascina tortura hasta que el ya no pueda más, el problema es que ella nunca se cansa, hace que él le pida recesos, ella es una loca enferma, una de las peores, y aunque él no resiste nunca mucho tiempo, eso lo tiene enamorado. Ella también está enamorada.

Falso amigo.

Te acuerdas de aquella vez cuando finjiste ser mi amigo, de esos perfectos a los que se les puede decir cualquier cosa, de los cuales en la mayoría de los casos la mujer se enamora. Eso me pasó contigo, te abrí mi alma, pudiste ver mi fragilidad, y me usaste, supiste que eras mi debilidad, sé que cometí un error contigo y tarde descubrí que tu amistad no era tal y como yo pensaba.

Lo descubrí después de que te vi con ella, supe lo que es sentirse engañada, usada y sentirse estúpida de estar con sentimientos encontrados, de no poder aceptar lo que veía, de no haber llegado a comprender lo que pasaba. No sé por qué llegué a confundir las cosas, en entiendo el porqué de tanta falsedad.

Tarde comprendí que nada es lo que parece, después del sexo, cambiaste, como muchos imbéciles lo hacen, yo creí que eras diferente, pero aceptaré que todo fue mi error por creer que los demás son como yo.
Ya no soy la misma, ya que lo que no te mata te hace más fuerte, sé que ahora ella te engaña, creo que lo mereces, ella nunca te ha amado como yo llegué a amarte, sé que mis sentimientos a ti no te importaban, pero tú creiste que eso a ti nunca te pasaría, ya ves que rápido gira el mundo y cuán justa es la vida.

De mi parte no volveremos a estar juntos ni por soledad ni por puro deseo, aunque si quería tocarte y saber que se siente cuando ya no se siente nada por esa persona por la que tanto lloraba, tener la en frente, tocarla y ver que los sentimientos han desaparecido…

No finjamos ser amigos.

Ahora que estás aquí, recordando el pasado, de cuando no nos dimos tiempo para ser amigos. Sé que nunca dijimos nada ni siquiera sugerimos, no dejamos escapar gemidos como amantes normales, también sé que unas copas lo hicieron todo más fácil.
Nos dimos cuenta en la mañana siguiente, ya todo había pasado, y así seguimos un tiempo. Son cosas que pasan, pero todo el mundo es diferente y he pensado muchas veces que no debimos estar solos, nunca debimos, pero ahora que estás aquí, estropeando mi simulación de querer aparentar que sólo somos amigos.
Al menos simular a mi se me da sin esfuerzos, pero tu insistes en seguir recordando aquellos tiempos y no, no soy la misma, sé que te hice sentir cosas que ella no te hace sentir, al menos ella te ama, eso nunca lo sentí por ti. No, no armaremos un plan para estar juntos, no vale la pena, ella no merece esto, ella es quién te ama, yo no!
En el pasado quería vivir cosas, aprender o eso esperaba, no funcionó del todo bien, y ahora estamos aquí pretendiendo que nada pasó, al menos eso hago yo. Si antes no nos permitimos ser sólo amigos, ahora es menos adecuado intentarlo, no dañes una relación que podría ser duradera, sólo por volver a sentir la adrenalina que sentimos en aquellos momentos.

Eres irremplazable.

Tú eres mi principio y mi final, mi base y concepto del verdadero amor, como pienso en como debería ser mi pareja ideal, tú eres la perfecta definición, algo que no termino de entender como llegaste a tocarme tan hondo en el corazón, a habitar en él como mi propia sangre. No quisiera que él infortunio nos separara y terminara perdiendote. Tú me trajiste a la vida con un beso, no hizo falta sexo, todo eso lo hiciste dándome amor verdadero, tú eres el amor con forma humana, alguien simplemente irremplazable.